Cómo limpiar la pantalla del portátil

Muchas personas descuidan la pantalla del portátil, lo que termina con suciedad incrustada difícil de quitar, o molestas manchas o zonas borrosas que dificultan el trabajo.

Para que eso no ocurra, se debe mantener una buena higiene de las pantallas. Pero para ello no deberías usar productos de limpieza convencionales, ya que terminarán con un panel deteriorado…

Materiales necesarios para limpiar la pantalla de un portátil

Limpiar una pantalla, ya sea del portátil o de un monitor, una Smart TV, etc., es un proceso rápido y muy sencillo, pero se deben tener en cuenta una serie de consideraciones para no dañar las pantallas digitales.

Estos paneles suelen tener membranas o capas sensibles a la presión, que se pueden rayar fácilmente, etc. Para mantener un buen estado y dejar la pantalla totalmente limpia necesitarás equiparte con:

Un paño adecuado

No sirve cualquier paño que usas habitualmente para limpiar el polvo o los cristales de casa. Es importante usar un trapo de microfibras o de algodón.

Estos materiales tienen dos propiedades muy positivas para el cuidado de las pantallas, son suaves, y no suelen dejar fibras sueltas. Preferiblemente, mejor si es de microfibras y si tiene capacidad para atrapar el polvo.

Producto de limpieza

Nuevamente tampoco deberías usar alcohol o el habitual limpiacristales que usas para casa. Estos productos están formulados para otro tipo de superficies, como espejos y cristales de ventanas, y pueden tener algunos compuestos que dañen la pantalla.

Tampoco deberías usar alcohol, ya que puede deteriorar algunas pantallas. Lo mejor es adquirir un bote de un producto especial para pantallas (TFT/LCD/LED). No son caros y los encontrarás fácilmente. Además, duran bastante tiempo, y permiten limpiar la pantalla del portátil, tu Smart TV, pantallas de tablets y móviles, etc.

Alternativa

Si quieres una alternativa a los dos productos anteriores, también venden toallitas húmedas especialmente diseñadas para limpiar pantallas. Son similares a las que se emplean para las gafas. Te ahorrarán tener que lavar o cambiar el trapo de la limpieza y ya cuentan con el líquido limpiador incorporado. Además, son desechables.

Otros

Adicionalmente, puedes emplear otros elementos opcionales para el cuidado y mantenimiento de tu equipo. Por ejemplo, podrías usar un spray de CO2, o aire comprimido, para limpiar ranuras o lugares donde no llegues de otro modo, o para limpiar los conectores…

Proceso para limpiar bien la pantalla del portátil

como limpiar pantalla portatil

Una vez sabes las dos herramientas esenciales que debes usar para limpiar una pantalla de portátil, lo siguiente es conocer los pasos a seguir para no dañar la pantalla y que quede bien limpia:

  1. Lo primero es apagar el portátil y desconectarlo de cualquier fuente eléctrica para evitar accidentes. Además, para no perjudicar al panel, es mejor que lo hagas apagado y cuando la pantalla esté fría.
  2. Después comienza a limpiar el marco exterior y la parte trasera, así evitarás que la suciedad de esos sitios pueda depositarse en la pantalla una vez esté limpia. Para esta tarea puedes usar una gamuza para atrapar el polvo y un spray si tienes que limpiar ranuras, rejillas de ventilación, conectores, etc.
  3. Ahora le llegará el turno a la pantalla. Con la gamuza de microfibras y el producto para limpiar pantallas, debes limpiar siempre de arriba hacia abajo. Eso evita que limpies y la suciedad caiga hacia abajo acumulándose en la base y que tengas que volver a limpiarla. Por otro lado, es importante que no pulverices el producto de limpieza directamente en la pantalla, mejor hazlo en el trapo y usa el trapo húmedo para limpiar, pero nunca pulverizar la pantalla (los chorros y gotas podrían dañar el equipo). Así mismo, debes limpiar la pantalla sin ejercer presión, con delicadeza, haciendo movimientos envolventes.

Precauciones a la hora de limpiar una pantalla de portátil

limpiar pantalla portatil

Una vez conoces las herramientas y el procedimiento de limpieza de una pantalla de portátil, es importante hacer hincapié en los errores más frecuentes y peligrosos que se pueden cometer:

  • No hacer presión: hacer mucha presión para quitar algunas manchas persistentes puede ser nefasto para tu pantalla. Algunos píxeles o diodos de las nuevas pantallas son realmente sensibles a la presión, y podrías terminar con problemas en el panel. Si hay una mancha persistente, es mejor humedecer más el trapo y tratar de ir ablandando poco a poco la incrustación para eliminarla suavemente.
  • Evitar arañazos: si ves que la pantalla tiene algún tipo de elemento pegado no deberías arrastrarlo con el trapo. Mejor retira ese elemento y así evitarás que la pantalla se pueda rayar.
  • No uses productos con alcohol o amoniaco: esos productos no específicos pueden dañar las capas de algunos monitores, especialmente los que tienen tratamiento antireflejos.
  • No emplees papel: usar papel del baño o de cocina, o similares, para limpiar la pantalla del portátil es otro gran error, ya que esos productos dejan fibras que se adhieren a la pantalla y serán molestas, especialmente cuando la pantalla muestra tonos oscuros, ya que los estarás viendo. Evita también toallitas húmedas como las de los bebés, ya que tienen una solución jabonosa que puede hacer más estropicio que beneficio, dejando la pantalla aceitosa o pegajosa para que se pegue más suciedad de la que has eliminado.

¿Se puede limpiar la pantalla de un portátil con…?

En Internet hay multitud de páginas webs dando supuestos consejos para limpiar las pantallas sin necesidad de adquirir productos específicos, pero lo mejor es evitar ese tipo de consejos:

  • Toallitas de bebé: mala opción, ya que las toallitas de bebé pueden dejar restos de fibras de algodón. Y, por otro lado, suelen estar lubricadas con algunos aceites para proteger la piel, o con cremas hidratantes. Estos compuestos se quedarán adheridos a la pantalla y no se evaporarán fácilmente, lo que acabará con una pantalla a la que se le pegará todo el polvo de forma rápida.
  • Alcohol: ni alcohol directamente ni otros productos que contengan alcohol (colonia, perfumes,…) se deben emplear para limpiar una pantalla. Estos paneles, especialmente aquellos que no incluyen ningún filtro y cuentan con tratamientos antireflejos, o para mejorar la saturación, el brillo, etc., se dañarán con este químico.
  • Con limpiacristales: estos se han creado especialmente para el hogar, como los vidrios de ventanas, cristales de mesas, o espejos. Algunos pueden incluir alcohol en la composición, o amoniaco e incluso otros químicos que pueden dañar la pantalla. Por eso, mejor no usarlos si no estás seguro de que no contiene dichos elementos. Es cierto que existen algunos productos para el hogar que ya vienen preparados para limpiar también pantallas, en cuyo caso los podrás usar.
  • Agua + vinagre: no es tampoco una buena idea. El agua y el vinagre no son demasiado abrasivos o peligrosos, pero no son recomendables. Además, el olor que dejará en la pantalla no es agradable.
  • Otros productos de limpieza: tampoco debes usar otros productos de limpieza tradicionales, como lejía, amoniaco, etc. Suelen ser bastante potentes y terminarán con tu pantalla dañada.
  • Conclusión

Mantén tu pantalla del portátil limpia. Es una tarea sencilla, rápida, y te permitirá una mejor visión sin manchas o polvo molesto que puedan alterar la imagen. Como hemos indicado, es recomendable usar siempre productos específicos. No salen nada caros, y suelen durar bastante tiempo. Gracias a ellos podrás disfrutar de un equipo limpio y prolongar la vida de la pantalla sin dañarla…

Si has llegado hasta aquí es que aún no lo tienes muy claro

¿Cuánto te quieres gastar?:

400€

*Mueve el slider para variar el precio

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.