Portátiles sin sistema operativo

Dentro de la amplia selección de productos disponibles en el mercado, contamos con un tipo de portátiles que para muchos pasan desapercibidos. Se trata de los portátiles sin sistema operativo. Como su propio nombre indica, estos ordenadores no tienen un sistema operativo. De forma que son una opción que da al usuario muchas posibilidades de configuración y personalización. Aunque también son opciones reservadas para usuarios con más conocimientos.

Por eso, puede que haya bastantes usuarios interesados en comprar un modelo de este tipo. A continuación os dejamos con una selección de portátiles sin sistema operativo que sometemos a una comparativa con los mejores modelos.

Portátiles sin sistema operativo más destacados

En primer lugar os dejamos con esta comparativa de portátiles sin sistema operativo en la que os mostramos las especificaciones más importantes de los modelos más destacables del mercado. De esta manera os podéis hacer una idea aproximada de cada uno de estos modelos. Después de la tabla pasamos a hacer un análisis en profundidad de cada uno de ellos.

configurador de portátiles a medida

Los mejores portátiles sin sistema operativo

Una vez hemos visto la tabla con las primeras características de estos portátiles sin sistema operativo, pasamos a continuación a un análisis en profundidad de cada uno de ellos. De esta forma tenéis más información sobre cada modelo y su funcionamiento. Información que os ayudará a elegir el que más se ajusta a vuestras necesidades.

Lenovo Ideapad Y540

Lenovo es una marca que se ha sabido hacer con un hueco en el mercado de los ordenadores. Han hecho un gran trabajo y nos han dejado con modelos de calidad. Por lo que es una firma que garantiza un buen rendimiento en sus ordenadores. Además, se han animado también a lanzar portátiles sin sistema operativo como este. Tiene una pantalla de 15,6 pulgadas. Un tamaño grande e ideal para consumir contenidos multimedia y también para trabajar.

En el interior nos espera un procesador Intel I7-9750HQ, que nos ofrece un buen rendimiento y bajo consumo de energía. Este modelo de Lenovo cuenta con una RAM de 16 GB. Tal vez una cifra que hace que en alguna ocasión se pueda quedar algo corto, pero que para un uso normal del portátil no debería suponer ningún problema. En cuanto al almacenamiento no hay problemas, ya que tenemos 512GB en SSD. Espacio suficiente para almacenar vídeos, películas, imágenes o documentos de trabajo. Hay que decir que no cuenta con lector de CD/DVD, un detalle a tener en cuenta.

Se trata de un ordenador potente, que funciona muy rápido. Algo que los usuarios valoran de forma positiva. Quizá es algo pesado para su tamaño, ya que pesa algo más de 2 KG. Aunque esto no es un impedimento a la hora de tener que transportarlo con comodidad. Además, este modelo de Lenovo cuenta con un sensor de huellas que te permite acceder al ordenador con mayor rapidez. Un equipo de calidad, potente y muy completo.

Lenovo Ideapad 330-15

En segundo lugar nos encontramos con otro modelo de Lenovo. Este portátil tiene también una pantalla de 15,6 pulgadas. Un tamaño grande y muy versátil. Ya que vamos a poder ver cualquier tipo de contenido multimedia sin problemas. Además de poder trabajar con total comodidad con el mismo. Además, es una pantalla de calidad que ofrece un gran tratamiento de los colores. Nuevamente la RAM es de 8 GB. Pero que no debería suponer un gran problema en su funcionamiento normal.

El almacenamiento es de 500 GB. Por lo que el usuario tiene espacio más que suficiente para poder guardar todo tipo de archivos. Se trata de un portátil que funciona con rapidez y que es ideal para su uso en oficinas o estudiantes. Ya que nos permite llevar a cabo tareas de organización, editar documentos sin problema alguno. También si buscas un portátil doméstico tradicional es una buena opción a considerar.

Este modelo tiene un peso de 2,2 Kg, no es el más ligero del mercado, aunque este peso no da problemas a la hora de transportar el ordenador. También hay que mencionar que este portátil cuenta con varios puertos USB y HDMI. Algo importante a tener en cuenta a la hora de querer instalar un sistema operativo en el mismo. Ya que puede suponer una limitación para el usuario. El portátil cuenta además con una batería no extraíble pero fácilmente intercambiable. Un ordenador completo, que funciona bien y que ofrece una gran relación calidad-precio.

MSI WF65

En tercer lugar nos encontramos con este modelo de otra marca que seguro muchos conocéis. Se trata de un portátil que llama la atención de inmediato por la iluminación en su teclado. Algo que lo hace ideal para gamers. La pantalla tiene el mismo tamaño que los modelos anteriores, es decir 15,6 pulgadas. Aunque destaca especialmente por su combinación de RAM y almacenamiento interno.

Porque este ordenador tiene una RAM de 16 GB y un almacenamiento de 1TB en forma de disco duro SSD. Una RAM de gran capacidad que nos proporciona una experiencia de uso fluida y que ayuda a que el ordenador funcione con gran rapidez. También posee un buen procesador. Por lo que nos encontramos ante un portátil que destaca por encima del resto en cuanto a potencia y buen funcionamiento. Además de ser una de las mejores opciones para gamers dentro de esta categoría de portátiles sin sistema operativo.

El ordenador tiene un peso de 3,5 kg, por lo que es idéntico al los dos modelos de la lista que os hemos mencionado antes. Tiene varios puertos USB y HDMI que podemos usar, especialmente importantes para la instalación de un sistema operativo. Porque este modelo no cuenta con lector de CD. La iluminación del portátil es muy llamativa, aunque es bueno saber que sólo se ilumina en blanco. Un modelo potente, rápido y que es una opción completa para los que quieren un portátil con el que trabajar y jugar.

HP Pavilion 14

Si hay una marca por excelencia dentro del mercado de los portátiles es HP. Una firma que cuenta con el respaldo de los usuarios. Porque sus modelos son garantía de calidad. Además, también tenemos portátiles sin sistema operativo dentro de su catálogo. Este modelo posee también una pantalla de 14 pulgadas. Un buen tamaño para trabajar, jugar o ver películas. Es una opción que destaca por su potencia. Además de una gran combinación de RAM y almacenamiento.

En su interior nos espera una RAM de 8 GB y un almacenamiento de 512GB SSD. Por lo que es un portátil que nos da una experiencia de uso muy fluida. Además de tener mucho espacio de almacenamiento disponible. La calidad de su pantalla es un aspecto que hay que destacar, ya que ofrece una estupenda resolución. Ideal si estamos viendo películas o jugando. Ya que ayuda a mejorar la experiencia de uso. Además, el teclado del portátil cuenta con iluminación en color verde que podemos usar y apagar cuando queramos de manera sencilla.

La batería es un aspecto de importancia en este modelo. Ya que tiene una duración de unas 8 horas haciendo un uso normal del portátil. Por lo que podemos trabajar con normalidad sin necesidad de cargarlo. Esto es algo que nos ofrece tranquilidad, especialmente en caso de que nos olvidemos el cargador. Es un portátil muy potente, posiblemente uno de los más potentes de esta comparativa. Además de ser una opción completa y versátil. Ya que ofrece un gran rendimiento tanto a la hora de trabajar como jugando.

MSI Stealth

Terminamos esta lista con este portátil de una marca que conocéis muchos de vosotros. El segundo de la marca en esta comparativa. Se trata de un portátil que posee una pantalla de 15,6 pulgadas. Justamente el mismo tamaño que el resto de ordenadores de la lista. Una pantalla con una buena resolución, que ayuda mucho a la hora de jugar o ver películas. Es un buen portátil para los gamers.

Este modelo cuenta con una RAM de 32 GB, la más grande de la comparativa, y un almacenamiento de 1 TB en disco duro más un SSD de 1 TB. Por lo que nos ofrece una experiencia de uso muy fluida. Además de tener mucho espacio para almacenar todo tipo de archivos en el mismo. El que tenga tanta RAM nos permite darle un uso bastante intenso y poder usarlo para jugar. Una actividad que suele consumir más recursos. Pero en este caso nos encontramos ante un portátil que destaca por su potencia y buen rendimiento.

También hay que destacar que este modelo tiene muchos puertos, tanto USB, HDMI o lector de tarjetas. Por lo que el usuario tiene muchas posibilidades en este caso. Aunque, este ordenador no tiene un lector de CD/DVD. Algo que juega como limitación a la hora de querer instalar un sistema operativo. No es un modelo demasiado pesado, algo menos de 2 KG. Por lo que su transporte es bastante cómodo. En este caso, el teclado posee iluminación de siete colores. Un modelo potente, que da un buen rendimiento y que es el mejor si buscamos un portátil gaming.

Ventajas de comprar un portátil sin sistema operativo

portátiles sin sistema operativo

Cada vez hay más usuarios que apuestan por comprar un ordenador portátil sin sistema operativo. Una decisión que se explica por varias razones. Ya que este tipo de ordenadores poseen una serie de ventajas muy importantes. Por eso, os hemos resumido algunas de las principales ventajas de los portátiles sin sistema operativo.

Precio

Posiblemente la más importante y razón por la que muchos usuarios apuestan por este tipo de ordenadores. Ya que la ausencia del sistema operativo hace que sean una opción bastante más barata. Sus precios son notablemente inferiores a los de los portátiles normales que hay en el mercado. Por tanto, te ahorras bastante dinero. Además, en muchos casos el usuario ni siquiera tiene que gastarse luego dinero para conseguir el sistema operativo.

Configuración y personalización

Este tipo de ordenadores son como un lienzo. El usuario tiene todo el poder para decidir qué es lo que quiere en el ordenador y qué no. Por lo que ofrecen al usuario muchas opciones a la hora de configurarlo a su antojo. No hay nada que venga instalado de serie. Así que ahorras mucho en cuanto a bloatware. El usuario instala lo que quiere y considera necesario en el ordenador.

Libertad

Se trata de una ventaja muy relacionada con la anterior. Ya que el usuario es quien decide qué sistema operativo instalar. Es algo que él mismo elige porque lo cree conveniente. Además, esta ausencia de sistema operativo te permite explorar muchas más opciones. Por lo que te sales de lo normal y la rigidez que un ordenador portátil tradicional te ofrece.

Marcas que venden portátiles sin sistema operativo

Algunas marcas de portátiles tienen modelos que satisfacen las necesidades de aquellos usuarios que ya cuentan con una licencia de Microsoft Windows y no desean pagar un extra para que lo incluya, o de aquellos otros que no desean trabajar con el sistema operativo que viene preinstalado y formatearán e instalarán el sistema operativo que prefieren. En esos casos, puedes vigilar marcas como:

HP

Es una de las marcas que cada vez incluye más equipos sin sistema operativo. En un inicio, al igual que hicieron otros como Dell, o IBM, etc., comenzaron a incluir algunos modelos con Linux, pero poco a poco han ido desapareciendo por estas versiones sin SO para que sea el usuario el que elija.

Puedes ver más portátiles HP en el enlace que te acabamos de dejar.

MSI

Este fabricante especializado en portátiles gaming también es muy asiduo a vender equipos sin sistema operativo para que sea el usuario el que elija cuál instalar. Además, los sistemas operativos han tenido a tener licencias gratuitas, incluso los propietarios, por lo que carece de sentido que vengan con un SO preinstalado.

Si quieres ver más portátiles MSI, en ese enlace los puedes ver.

Asus

En los portátiles Asus también han optado por tener un buen repertorio de modelos con Linux (EndlessOS), con FreeDOS o, directamente, sin sistema operativo alguno. Esto ahorrará algo de dinero en el OEM y te permitirá elegir el que prefieras.

¿Qué pasa si compro un portátil sin sistema operativo?

Por lo general, los ordenadores vienen con un sistema operativo instalado por defecto. El sistema operativo que suelen traer instalado casi todos los portátiles es Windows, pero también existen opciones con Linux preinstalado o los de Apple, que usan macOS. Los portátiles con un sistema operativo preinstalado no pueden hacerlo sin pagar la licencia, lo que significa que son un poco más caros que los ordenadores que se venden sin ningún sistema operativo.

Pero, ¿qué pasa si compro un ordenador sin sistema operativo? Ya sabemos que pagaremos menos porque nos ahorraremos el dinero de la licencia, pero también nos encontraremos con estos inconvenientes:

  • Lógicamente, no podremos hacer nada si no le instalamos un sistema operativo. Para usuarios nóveles que nunca hayan instalado un sistema operativo, comprar un ordenador vacío en este sentido no es la mejor de las opciones.
  • Tendremos que buscar nosotros el sistema operativo que queramos instalar. Este punto parece el mismo que el anterior, pero no es así. Podemos elegir prácticamente cualquier distribución Linux y funcionará correctamente, y lo mismo podemos decir de Windows 10 si tenemos un CD de instalación.
  • Algo podría no ir como esperamos tras la instalación. Aunque los sistemas operativos modernos hacen que funcione todo el hardware, es probable que haya algo no funcione, siendo lo más habitual la conexión HDMI. En algunos casos, el problema se arregla buscando e instalando el driver oficial de nuestro componente interno.

¿Qué SO instalar a un portátil sin sistema operativo?

portatil barato sin sistema operativo

La mayoría de portátiles se venden con sistema operativo Microsoft Windows preinstalado, seguido por macOS en el caso de los modelos de Apple, y de Google ChromeOS en el de los Chromebooks. En cambio, existe una minoría que incluyen sistemas operativos GNU/Linux preinstalados, como Slimbook, System76, Librem, etc., así como los que incluyen FreeDOS o simplemente no tienen ningún sistema operativo instalado (denominados en ocasiones Non-Os o Free OS, que no hay que confundir con FreeDOS).

Los de FreeDOS aportan un SO muy sencillo y en modo texto para poder hacer las operaciones básicas, para terminar instalando un sistema operativo más completo, como en el caso de los sin SO. En cualquiera de los dos casos, podrás instalar multitud de sistemas operativos, aunque los dos más populares son:

Windows

Es la opción favorita de la mayoría, ya que es el sistema operativo con mejor soporte para el software comercial y hardware. Es especialmente relevante para el gaming, ya que la mayoría de los videojuegos son solo compatibles con este sistema operativo.

Lo único que debes considerar en esta elección es que si tienes un equipo Non-OS, Free OS, o FreeDOS, tendrás un disco duro sin formato o con particiones en un formato conocido, pudiéndose reconocer por el instalador de Windows. En cambio, si tiene sistemas como Endless OS, ChromeOS, o Linux similares, generalmente usará un formato que no sea reconocible por el instalador de Windows, y tengas previamente que formatear en un formato conocido como NTFS desde un live como Gparted o similares.

GNU/Linux

algunos que buscan un sistema operativo más robusto, fiable y seguro, así como más respetuoso con la privacidad, terminan recalando en distribuciones de este tipo. También algunos desarrolladores lo eligen por las posibilidades que permite.

Sea como sea, es una magnífica opción si quieres una alternativa. Además, reconocerá cualquier formato previo que tenga el medio de almacenamiento para poder gestionar las particiones desde el instalador.

Otros

También podrías instalar otros sistemas operativos, como FreeBSD, NetBSD, OpenBSD, Solaris, Android x86, ReactOS, y un largo, etc. Aunque estos sistemas son minoritarios, en ocasiones no tengan el mejor soporte de software/hardware disponible, y puedas toparte con algunas dificultades o incompatibilidades…

Incluso podrías intentar con macOS mediante técnicas de Hackintosh, aunque cada vez lo ponen más complicado desde Apple, más aún ahora que han basado sus chips en ARM.

Cómo instalar un SO al ordenador sin sistema operativo

Logo de Microsoft

En estos casos, depende del sistema operativo que vayas a instalar. Si acabas optando por instalar Windows 10 en el ordenador, el proceso no es demasiado complicado. Lo que los usuarios tienen que hacer es descargar el ISO de Windows 10. Dicho ISO se encuentra disponible en la web de la empresa.

Tenemos que pasar dicho ISO a una memoria USB y luego insertar dicha memoria USB en el ordenador para poder ejecutarla en el mismo. Por tanto, ejecutamos a continuación este ISO de Windows 10 y el proceso de instalación debería comenzar. El usuario no tendrá que hacer mucho más, simplemente seguir los pasos que el proceso va marcando.

Un paso que suele dar problemas es cuando solicita la clave del producto. Ya que hay casos en los que omitiendo este paso se logra instalar sin problemas Windows 10. Aunque en teoría sólo los usuarios que pasen de versiones anteriores del sistema operativo pueden hacerlo sin necesidad de licencia.

Por eso, en muchos casos es necesario que acabes comprando una licencia de Windows 10 antes de empezar con este proceso. En la propia tienda de Microsoft tienes disponibles licencias. Pero intenta llevar a cabo el proceso varias veces antes de tener que recurrir a la compra de una licencia.

En el caso de que estés pensando instalar Linux, el proceso es idéntico. Hay que descargar el ISO de la versión más reciente que haya disponible y seguir los pasos que el proceso te va indicando. Suele ser intuitivo y además hay disponibles manuales que ayudan a los usuarios a poder instalar este sistema en su ordenador portátil sin sistema operativo.

¿Puedo comprar un portátil sin sistema operativo y pedir a un técnico que lo instale?

En ocasiones, sí se puede. La tienda que nos vende el portátil puede ofrecernos la posibilidad de instalarle el sistema operativo a un equipo que en un principio se vende sin él, pero aquí vamos a encontrarnos con un par de problemas. El primero y más claro es que vamos a perder la principal ventaja de comprar un ordenador sin sistema operativo, es decir, el ahorro. Lo que nos vamos a ahorrar con la licencia nos lo va a cobrar el técnico, y puede que más si añade la mano de obra a su factura.

Por otra parte, el técnico puede portarse bien y cobrarnos menos, lo que nos permitiría seguir ahorrándonos algo de dinero, pero tampoco se puede descartar la posibilidad de que lo que tenga en su poder sea un sistema operativo pirata. En este caso, podríamos tener problemas de licencia en el futuro. Sea como sea, no es la mejor de las ideas pedirle a un técnico que instale un sistema operativo a un ordenador que viene sin él.

¿Merece la pena comprar un portátil sin sistema operativo

Para usuarios principiantes y sin conocimientos técnicos no, puesto que tendrán que aprender a instalar ellos mismos el sistema operativo y realizar la configuración, o terminar entregando el portátil a un profesional para que lo haga él.

En cambio, los usuarios más avanzados que se atrevan con el formateo y con la instalación de sus sistema operativo podrán ahorrar parte de la licencia, y elegir el sistema y edición que desean instalar. Además, si ya cuentan con soporte pagado o licencia de alguno, no tendrán que pagar por otra licencia de un sistema que no usarán.

Por ejemplo, imagina que cuentas con una licencia de Microsoft Windows 10 Pro, o que deseas instalar Ubuntu en tu nuevo portátil. En ese caso, ¿para qué pagar por un equipo con licencia Windows 10 Home? Mejor ahorrar eso e instalar tú mismo tu sistema operativo favorito.

Si has llegado hasta aquí es que aún no lo tienes muy claro

¿Cuánto te quieres gastar?:

400€

*Mueve el slider para variar el precio

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.