Portátil para programar

Realizar trabajos de programación se está convirtiendo cada vez más en una buena salida laboral. La mayoría del contenido que consumimos, bien sea de entretenimiento o para trabajar, está disponible a través de algún tipo de software, y el software se crea programando. Aunque podemos hacerlo en ordenadores de escritorio, o incluso en tablets (no lo recomendaría), creo que la mejor opción es hacerlo en un portátil para programar que podamos usar en cualquier parte.

Elegir un buen portátil para programar puede ser una tarea sencilla. En parte, es como elegir cualquier otro portátil pero, también como cuando vamos a comprar otro ordenador, tenemos que asegurarnos de que monta los componentes necesarios para que podamos usarlo para nuestro cometido. En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber si estás planteándote comprar un portátil para programar.

Mejores portátiles para programar

Con descuento
HP 15s-eq0025ns -...
  • Pantalla Full HD de 39,6 cm (15,6") en diagonal
  • Procesador AMD Ryzen 5 3500U (4 núcleos, 6 MB de Caché, 2.1 GHz hasta 3.7 GHz)
  • Memoria Ram de 8 GB de RAM DDR4 2400 MT/s
  • Disco SSD de 256 GB PCIe NVMe M.2
  • Tarjeta gráfica AMD Radeon Vega 8
HP 15s-eq1023ns -...
206 Opiniones
HP 15s-eq1023ns -...
  • Pantalla de 39.6 cm (15.6") diagonal HD SVA anti-glare micro-edge WLED-backlit, 220 nits, 45% NTSC (1366 x 768)
  • Procesador AMD Athlon Silver 3050U
  • Memoria RAM 8 GB DDR4-2400 SDRAM (2 x 4 GB)
  • Almacenamiento 256GB SSD PCIe NVMe M.2
  • Tarjeta gráfica integrada AMD Radeon Graphics
Con descuento
Acer Aspire 3 - Ordenador...
47 Opiniones
Acer Aspire 3 - Ordenador...
  • Pantalla de 15.6" FullHD, 1920 x 1080
  • Procesador Intel Core i5-6300U (2 núcleos, 3 MB Cache, 2.40 GHz hasta 3 GHz)
  • Memoria RAM de 8 GB
  • Disco SSD de 512 GB
  • Tarjeta gráfica integrada UMA
Nikidom Handy Potty -...
303 Opiniones
Nikidom Handy Potty -...
  • Práctico
  • Versátil, 2 en 1
  • Alta calidad
Con descuento
Huawei Matebook D15 -...
  • El portátil Huawei Matebook D15 cuenta con una pantalla Fullview de 15.6 pulgadas y tiene un grosor de 16.9 mm
  • Con una arquitectura potente y un software de grandes capabilidades, ofrece el mayor tamaño de pantalla y el peso más...
  • La tecnología multi-screen collaboration fácilita en gran medida la interacción con otros dispositivos, permitiendo...
  • Puedes utilizar las apps del móvil, editar archivos del teléfono y también arrastrar archivos entre los dispositivos
  • Con Huawei One Touch, puedes encender y loggearte fácilmente en tu ordenador con tan sólo presionar el botón de...

configurador de portátiles a medida

Apple MacBook Pro

Si buscas un equipo equilibrado, Apple es una apuesta segura. Su MacBook Pro tiene una pantalla de Retina de 13″ que nos ofrece una imagen casi inmejorable bajo cualquier condición e independientemente del trabajo o contenido que queramos ver en ella. Por otra parte, nos ofrece una autonomía de hasta 10 horas, lo que es una barbaridad si tenemos en cuenta que se trata de un equipo que ofrece buen rendimiento.

En su interior, el MacBook Pro incluye un procesador i5 que es el mínimo recomendado para cualquier tipo de trabajo, incluyendo los de programación. Sus 8GB de RAM y el disco duro SSD, de 128GB en su versión más básica, unido al sistema operativo macOS, nos aseguran que todo lo que hagamos lo haremos de manera fluida, estable y, ¿por qué no decirlo?, con un gran atractivo visual.

Eso sí, un buen portátil de una marca como esta tiene un precio, y no uno bajo: podemos conseguirlo por aproximadamente 1350€.

Dell XPS 13 9370 Notebook

Este portátil de Dell es un gran ordenador, pero no por su tamaño, sino por sus prestaciones. Su pantalla de 13.3 pulgadas ofrece una resolución de 1920×1080 pixeles, lo que es lo recomendado si queremos trabajar viendo más contenido. Por lo que tampoco es un ordenador grande es por su peso, puesto que sólo pesa 1.2kg. Por otra parte, sí ofrece una gran autonomía, hasta 8 horas de uso.

En su interior, este portátil tiene unos 8GB de RAM y un disco SSD que nos asegurarán que podremos tener muchos procesos abiertos sin que el sistema operativo, Windows 10 en este equipo, sufra demasiado.

Pero la buena tecnología no sale barata y para poder fabricar este ordenador tan fino y ligero han tenido que invertir mucho en I+D, lo que se traduce en que si queremos usarlo tendremos que pagar un precio de más de 1800€.

ASUS ROG Zephyrus G

El ASUS Rog Zephyrus G se promociona como un portátil para el gaming, lo que suele significar que incluye componentes avanzados. En este caso, tenemos un ordenador con pantalla de 15.6 pulgadas Full HD en la que todo lo veremos en una buena calidad. Pero las bondades de este ordenador no se quedan sólo en la pantalla. Lo mejor está en su interior.

Este ASUS está movido por un procesador AMD Ryzen 7 que supera en rendimiento a su equivalente de Intel. Por otra parte, incluye unos 8GB de RAM y un disco duro SSD (de 512GB en este caso) que harán que prácticamente todo lo que hagamos lo haremos a la perfección.

El ordenador viene sin sistema operativo, algo que contribuye a que tenga un precio más bajo de lo que cabría esperar y que podamos comprarlo por menos de 900€.

Huawei MateBook D 15

Si buscas un buen ordenador para programar o realizar cualquier otra tarea sin tener que gastarte mucho dinero, te interesa echarle un vistazo al Huawei MateBook D 15. Tiene de todo, y todo lo que incluye, que no es poco, lo ofrece por un precio de menos de 700€.

Para empezar, hablamos de un ordenador de 15.6 pulgadas, el tamaño estándar que también significa grande. Para continuar, incluye un procesador AMD Ryzen 5 que mejora a su equivalente de Intel y que nos asegurará que todo se abrirá a una velocidad más que aceptable. A esa velocidad también contribuirá el disco duro SSD, de 256GB en este caso. El paquete de componentes principales para el rendimiento lo completan unos 8GB de RAM que nos asegurarán que podremos tener varios procesos abiertos sin que el sistema operativo Windows se resienta demasiado.

Pero cuando mencionábamos que tenía de todo, lo hacíamos principalmente porque también se incluyen en el paquete accesorios como los auriculares Freebuds 3, una mochila y un ratón inalámbrico que nos ayudará a ser más productivos si no nos manejamos bien con el panel táctil. Completo, ¿verdad?

Microsoft Surface Book 2

Las Surface de Microsoft son uno de los mejores equipos que podemos comprar si queremos usar sistema operativo Windows. Son los portátiles de la propia compañía y, como no podía ser de otra manera, vienen con sistema operativo Windows instalado por defecto. Además, se trata de convertibles, lo que significa que podemos usarlos como ordenador o como tablet.

En su interior, sus 8GB de RAM y el disco duro SSD, de 256GB en este caso, nos asegurarán que podremos trabajar perfectamente en la mayoría de escenarios, pero el procesador i5, sin ser de las peores opciones, nos hará que tengamos que tener un poco de paciencia al, por ejemplo, abrir algunas aplicaciones.

Teniendo en cuenta que estamos ante un convertible y que es hardware oficial de Microsoft, el precio no es tan alto como parece, pero tampoco es para todos los bolsillos: podremos adquirirlo por algo más de 1650€.

Cómo elegir el mejor portátil para programar

mejor portatil para programar

Calidad de la pantalla

Si vamos a usar un ordenador para trabajar, y programar puede ser y es un trabajo, merece la pena que prestemos atención a su pantalla. Vamos a pasarnos muchas horas al día mirándola, por lo que merece la pena que sea una pantalla con buena definición para que no tengamos que forzar la vista. Además, una buena resolución también nos permitirá, además de ver las cosas más claras, ver más contenido en pantalla. Por lo tanto, lo recomendable es que nos decantemos por un portátil cuya pantalla sea Full HD, es decir, con una resolución mínima de 1920×1080 pixeles.

Un buen panel también es importante. Siempre que sea posible, lo mejor es ver por nosotros mismos la imagen que puede mostrar, pero si esto no es una posibilidad, tenemos que tener en cuenta el brillo máximo que puede mostrar (nits), para que seamos nosotros los que decidamos cuánto brillo queremos y no una pantalla mediocre. Además, otra cosa que yo recomendaría es que el portátil que vamos a comprar tenga una pantalla de un fabricante de fama mundial; si adquirimos una de mala calidad, es probable que haya fugas de luz o incluso partes «quemadas», lo que puede ser un problema dependiendo de la tarea que estemos realizando.

También relacionado con la pantalla están las pantallas extra, es decir, que podamos conectar nuestro portátil a otros monitores para mostrar más actividad. Probablemente, alguno de vosotros esté pensando que no hay ninguna necesidad si lo que hacemos al programar es escribir textos, pero esto es una verdad a medias. Podemos escribir esos «textos» en más de una ventana, por no mencionar que podríamos necesitar un monitor extra para poder previsualizar el trabajo que estamos realizando.

Comodidad del teclado

En un principio, no se puede programar sin escribir. Por lo tanto, una de las herramientas o componentes más importantes que tenemos que tener en cuenta es el teclado del portátil. Personalmente, creo que el diseño de un teclado cómodo es algo subjetivo. A los gamers o jugones les gustan unos teclados con teclas más altas y duras, pero programar no es jugar. Para mí, desde que probé un teclado con teclas bajas, esa comodidad está en un teclado cuyas teclas tengan un mínimo de recorrido para que notemos que las hemos presionado, en lo que también incluiría notar un pequeño golpe y un sonido; he probado algunos teclados tan silenciosos y finos que eran casi como escribir en una tablet, nada recomendable.

Como siempre, lo mejor para elegir un teclado sería probarlo físicamente, pero si esto no es posible, yo me decantaría por un ordenador de una marca medianamente conocida. Por supuesto, rechazaría ordenadores que han incluido un nuevo sistema de teclas que nos prometen la luna y terminan presentando problemas porque les ha fallado la innovación, por lo menos si ya hemos escuchado noticias de que existe algún fallo. Más vale algo más antiguo que sepamos que ofrece un buen rendimiento que algo más moderno sobre lo que no tenemos referencias.

Memoria RAM

programar en un portatil

En un principio y en teoría, para programar no es necesario trabajar en un equipo con mucha memoria RAM. Pero ya sabemos que la teoría es una cosa y la práctica es otra muy diferente. Si pensamos que para escribir iremos sobrados con 4GB de RAM, creo que nos estaremos equivocando porque esa misma memoria también va a tener que mover el sistema operativo. Además y como ya hemos mencionado en este artículo, programar puede ser mucho más que escribir un texto plano, puesto que es probable que necesitemos previsualizar el contenido de una app algo pesada y, para más inri, hacerlo en un monitor externo.

Lo recomendable si vamos a comprar cualquier ordenador para trabajar es que empecemos a mirar opciones a partir de los 8GB de RAM. Si la mayoría de nuestro trabajo es escribir esos «textos», lo haremos de manera rápida y fluida y sólo notaremos que se resiente un poco si también tenemos que realizar tareas de edición (vídeo y música), algo que probablemente nunca necesitemos. Nosotros y sólo nosotros sabemos el trabajo que vamos a realizar y si nos hará falta algo superior a los 8GB de RAM.

SSD

El disco duro de un portátil para programar no debería ser uno de los puntos que nos hagan decantarnos por un modelo u otro, pero sí hay que explicar algo importante: los discos SSD ofrecen una velocidad de lectura/escritura mucho mayor que la que ofrecen los discos HDD. Esto se traduce en que prácticamente todo lo que hacemos se hará mucho más rápido, sobre todo abrir programas (aunque para esto también tiene algo que decir el procesador) o archivos pesados.

Sin lugar a dudas, desde que he probado ordenadores con disco SSD, yo recomiendo usar equipos con estos discos. La diferencia de rendimiento es considerable, por lo que, superada la barrera psicológica del precio más alto, creo que ganaremos en eficiencia, y también en algo de salud.

Gráfica

En un principio, la tarjeta gráfica de un portátil para programar puede ser cualquiera. Si vamos a escribir textos planos en software de este tipo, nos basta con que tenga una tarjeta que nos permita ver lo que estamos escribiendo, es decir, todas las que existen en el mercado. Pero, como hemos mencionado varias veces en este articulo, eso de escribir es parte importante, pero no la única. Elegir una gráfica más o menos potente dependerá de lo que hagamos con lo programado, es decir, si vamos a programar para crear videojuegos, necesitaremos una buena gráfica para poder previsualizar todo el contenido. Si no necesitamos nada especial, podemos olvidarnos de esta especificación.

Estabilidad

portatil para programar

No experimentar problemas mientras trabajamos es muy importante. A nadie le gusta estar en medio de una tarea y ver un mensaje de que algo no responde o se cierra inesperadamente. Para evitar esto, podemos tener en cuenta varios aspectos, como comprar un equipo con componentes avanzados (RAM, CPU y disco duro), pero también elegir un sistema operativo que sea más estable y fluido. Personalmente, yo recomendaría usar un equipo con un sistema operativo basado en Linux, entre los que tenemos muchos con entornos gráficos que se han diseñado para ser estables y fluidos. Si sois de los que pensáis que son sistemas poco compatibles o difíciles, mi segunda opción sería macOS. Como podéis adivinar, no soy un gran fan de Windows, sistema que sólo recomendaría si el equipo cuenta con componentes muy potentes y si el software que vamos a usar sólo está disponible para sistemas de Microsoft.

Si has llegado hasta aquí es que aún no lo tienes muy claro.

¿Cuánto te quieres gastar en tu nuevo portátil?:

400€

*Mueve el slider para variar el precio

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.