Portátil Linux. ¿Cuál comprar?

Contrariamente a lo que se suele pensar, sí es posible comprar un portátil Linux, es decir que venga con este sistema operativo preinstalado. Eso es una buena opción si eres un fan de Linux y sólo quieres que tu hardware funcione: no se trata solamente de que el sitema operativo está preinstalado – tú mismo puedes instalarlo en unos pocos minutos – sino de que, además, el Linux será apoyado como es debido.

Al vender ordenadores con Linux de fábrica, lo que el fabricante está diciendo es que te han hecho todo el trabajo de asegurarse de que el hardware funciona a la perfección y que tiene drivers de Linux. La gente que se encarga del soporte de tu hardware, por lo que se lo tomará seriamente si tienes algún problema mientras utilizas su sistema operativo, no les será indiferente ni te dirán que solo trabajan con Windows.

El portátil Linux más recomendado

Desafortunadamente, el portátil Linux construido a tal efecto cuesta un poco más que los de Windows (pero como verás en el modelo Dell XP más abajo). Incluso los portátiles de gama baja, muchas veces con procesadores de Intel Celeron, vienen con una pequeña cuota añadida, si incluyen una distribución de Linux. Por qué eso puede ser así no es seguro, ya que Linux no tiene costes de licencia. Podría ser que los portátiles de Linux apunten a un mercado especializado, dispuesto a pagar más, y que las compañías operen en series de producción menores.

VANT MOOVE15 - Ordenador...
2 Opiniones
VANT MOOVE15 - Ordenador...
  • Procesador Intel Core i7-8550u (4 núcleos a 1.8GHz)
  • Pantalla 15″ IPS FullHD (1920 x 1080) con superficie mate anti-reflejos
  • Intel HD Graphics UHD620 con tecnología Intel Dynamic Video Memory, compatibilidad con DirectX12 y OpenGL4.4 y soporte...
  • 8GB Memoria rápida DDR4-2400 (2 zócalos soDIMM, ampliable a 32GB), 240GB SSD NVMe y 1TB HDD
  • Sin sistema operativo
Lenovo 81MT001SSP,...
117 Opiniones
Lenovo 81MT001SSP,...
  • Pantalla de 15.6", HD 1366X768 pixels, 200nits
  • Procesador AMD A4-9125, DualCore 2.3-2.6GHz
  • Memoria RAM de 8GB DDRA
  • Almacenamiento de 256GB de SSD, SARA6GB
  • Tarjeta gráfica integrada AMD Radeon R3 Graphics
VANT redMOOVE - Ordenador...
  • Procesador Intel Core i3-8145u (2 núcleos a 2.10GHz, 4MB SmartCache)
  • Pantalla 15.6″ IPS FullHD (1920 x 1080) con superficie mate anti-reflejos
  • Intel HD Graphics UHD620 con tecnología Intel Dynamic Video Memory, compatibilidad con DirectX12 y OpenGL4.4 y soporte...
  • 8GB RAM DDR4-2400 y 240GB SSD
  • Ubuntu Linux instalado. Compatible con Windows 10 y distribuciones GNU/Linux actuales
Con descuento
Lenovo Legion Y540 -...
64 Opiniones
Lenovo Legion Y540 -...
  • Pantalla de 15.6" FullHD (1920x1080) IPS 250nits Anti-glare, 60Hz
  • Procesador Intel Core i7-9750H, Hexacore 2.6GHz hasta 4.5GHz, 12MB
  • Memoria RAM de 16GB DDR4, 2400Mhz
  • Almacenamiento de 1TB de HDD 7200rpm + SSD de 256GB SSD M.2 2280 PCIe NVMe
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1650 4GB GDDR5
Con descuento
Acer Aspire 5 - Ordenador...
  • Pantalla de 15.6", FullHD 1920x1080 IPS
  • Procesador Intel Core i7-10510U, Quad Core de 1.8 GHz a 4.9 GHz
  • Memoria RAM de 8GB DDR4
  • Disco SSD de 512GB
  • Tarjeta gráfica Nvidia GeForce MX250 de 2GB

configurador de portátiles a medida

Acer A715. Ultrabook bonito con Linux

Personalmente estoy enamorado de este modelo, y lo pongo al primero como mejor opción, no sólo por su diseño. Tiene un look realmente fino que nos recuerda a un Macbook Air pero con Linux. Este portátil de aluminio que pesa 2,3kg aproximadamente, cuenta con un hardware decente para esos usuarios que no quieren exprimirlo al máximo. Aún así, se puede comprar a un precio barato, que encaja en la mayoría de presupuestos para un portátil de estas características. El modelo de la Acer hace sombra a marcas como Apple o Samsung con este bonito ultrabook Linux.

B074TKDN2L

Su procesador es potente y no hay ningún problema en cuanto a la conectividad, ya que viene con los puertos esenciales y servicios tipo Bluetooth que nos permite emparejar dispositivos sin problemas. La velocidad que nos presenta el disco duro del Acer A715 es muy buena tanto de escritura como también la de lectura. Además tenemos dos años de garantíaasistencia española con esta marca.

Oh y… Se abre en 10 segundos 🙂

Si no te importa tanto el SO como tener un bonito ultrabook mira aquí.

Acer Predator Helios. Algo más potente

Otro portátil de la marca con Linux. Parece que este tipo de marcas son las primeras en considerar este sistema operativo, lo mismo pasó con la marca BQ con los teléfonos. Pero siguiendo con esta linea Predator de Acer, sin duda destaca por el hardware que tiene. Su autonomía es suficiente pero no destacable, puede llegar a las 5 horas si se usa con un brillo de pantalla normal. A nivel general tiene un muy buen rendimiento ya que es potente. Algo que vemos en su rendimiento pero también en sus características técnicas.

En cuanto a su uso, lo podemos utilizar durante el día a día o para trabajar, también para estudiantes, ver pelis y televisión a la carta, o también jugar si no es de los videojuegos que demanden muchos recursos de nuestro portátil, ya que como hemos dicho si falla un poco por un lado este es el de la tarjeta gráfica, que aunque no está mal no es la más potente del mercado (una Nvidia GTX 1060 4GB). Este factor hace que tenga un precio algo más asequible a los portátiles gaming, y que sea una de las pocas opciones dentro de un presupuesto normal para los que están considerando un portátil Ubuntu, o que si más no se quieren iniciar en él. Si te hechas atrás el modelo viene con drivers Windows por si quieres instalar otro sistema.

Acer Predator 17 pulgadas. Gama alta difícil de encontrar

Acer está dando en el clavo dando a los fans de Linux un portátil que pueden sentir como suyo con el Predator Helios. El sistema operativo es casi idéntico a la versión de Windows que salió en enero, incluyendo la pantalla de una sola pieza que, esencialmente, encaja con un portátil de 17 pulgadas con un cuerpo de 15 pulgadas. Pero en lugar de tener el hardware de Microsoft, el ACER VX5 tiene Linux.

Es incluso más barato que la versión de Windows cuando haces una lista de las especificaciones tecnológicas, empezando a los 999 euros con un procesador Core i7-7700HQ, una pantalla de 1080p – que no es táctil – 16 GB de memoria RAM y 512GB de almacenaje de estado sólido (SSD).

Desafortunadamente en Amazon España no acostumbra a haber muchas unidades y se agota rápido, por lo que si la oferta no está disponible te recomendamos activar avisos 😉

Las opciones de configuración son un poco distintas, aun así, así que vamos a repasarlas:

  • Acer ofrece variantes de Windows más baratas con 4 GB de memoria RAM, un modelo con un procesador Core i3-5010U de 400 euros y uno con Core i5-5200U de 700 euros. Con Linux, 8 GB de memoria RAM es la única opción.
  • Alejarte de los modelos base de Linux te consigue algo menos de almacenaje y una pantalla táctil con resolución de 3200×1800 por 1200 euros. No hay manera de encontrar un punto medio, conformándote sólo con la pantalla o el almacenaje, al contrario que los variantes de Windows.
  • Los usuarios de Linux pueden conseguir un modelo Core i7-5500U con 256 GB de almacenamiento por 900 euros, y pueden llegar hasta los 512 GB de almacenamiento por algo más. Los usuarios de Windows sólo pueden conseguir la opción de 256 y 500 GB, y sólo a través de una tienda de Microsoft, dónde les costará algo más.

Acer ha jugado con portátiles de Linux antes, incluso lanzó una versión de su anterior portátil Linux VX5 basado en Ubuntu. Durante un tiempo, parecía que el proyecto estaba fallando, pero ahora la marca está mostrando un compromiso con Linux incluso mayor, con una amplia gama de configuraciones de VX5 y una versión de Ubuntu de su más robusto sistema portátil M3800. Además, la compañía también proporciona instrucciones claras sobre como cargar otras distribuciones de Linux, tales como Fedora o Debian.

Una pequeña anécdota: mientras que los usuarios de Linux siempre han sido capaces de instalar sus sistemas operativos en cualquier dispositivo Windows, eso se complicó con el Windows 8, cuando Microsoft cambió al Sistema UEFI Secure Boot. Los usuarios aún tienen la opción de desactivar el UEFI en el Windows 8, pero eso puede que no sea el caso con todos los dispositivos con Windows 10, lo cual, potencialmente, creará más dolores de cabeza a las distribuciones de Linux que no soporten UEFI.

En otras palabras, es importante que los usuarios tengas opciones de hardware con el Linux instalado desd el principio. El hecho de que no haya una tasa de Windows por ahora es un regalo para los fans de Linux.

La opción del Chromebook

Los Chromebooks son ordenadores personales que trabajan con el sistema operativo de Google Chrome OS. Y además, pueden ser convertidos en portátiles Linux baratos muy fácilmente. El Chrome OS ya es básicamente un Linux de escritorio modificado con un interfaz distinto, así que el sistema operativo de Chromebook ya soportará Linux. Puedes instalar un sistema de escritorio Linux tradicional junto con Chrome OS, y utilizar los mismos controladores de hardware que venían con el Chromebook, así que el hardware debería funcionar perfectamente.

Más sobre los Chromebooks en este artículo.

El problema con utilizar el Chromebook como un PC de Linux es que los Chromebooks no están realmente diseñados para ello. Tienen poco almacenaje y están diseñados para ser sistemas ligeros con los que conectarte a Internet. No son ideales si quieres utilizar varios sistemas virtuales y compilar archivos de código al mismo tiempo. Aun así, son significantemente más baratos que los portátiles dedicados a sistemas Linux. Si solamente quieres un pequeño y barato dispositivo con el que poder utilizar Ubuntu, el Chromebook puede ser lo que necesitas.

Comprar un portátil Linux para evitar problemas

Para aquellos de vosotros que hayáis estado viviendo debajo de una roca durante el último año, los de Microsoft han elaborado una pequeña artimaña con la que han dicho a los fabricantes de ordenadores que, para tener el Windows 10 certificado, deberán activar el sistema Secure Boot en sus dispositivos.

Para instalar Linux tienes que entrar en los ajustes de UEFI y desactivar el Secure Boot, antes de poder instalar la distribución que elijas. Éste proceso lo ha hecho incluso más difícil para el usuario corriente que quiere utilizar Linux.

Algunos puede que incluso no hayan probado Linux porque están operando con un sistema agnóstico. Algunos utilizan Windows simplemente porque resulta que les venía instalado en el ordenador que compraron, y a simple idea de instalar otro sistema operativo no se les había pasado por la cabeza.

Y, ¿qué pasa si quieres probar el Linux pero no tienes la confianza suficiente como para instalarlo tú mismo?

Lo primero que puedes hacer es descargar una distribución y grabarla en un DVD. Si no estás seguro de qué versión de Linux elegir, intenta encontrar una lista de distribuciones populares que puedan servirte, o incluso probar algunas.

Los usuarios nuevos de Linux, aun así, estarán mucho más seguros probando las distribuciones más populares tales como Ubuntu o Linux Mint, y, para los usuarios de Windows, siempre estará Zorin.

Aun así, es comprensible que la idea de descargar una distribución y copiarla en un disco o USB puede ser abrumadora para algunos. Pero eso no es una razón con la que descartar Linux. Una alternativa son las compañías que te permiten comprar dichas distribuciones de Linux en DVD o USB. Y, como hemos dicho, puedes incluso comprar portátiles con Linux preinstalado.

¿Por qué comprar un portátil con Linux?

portátil linux

Si has estado prestando atención en las estadísticas del mercado de sistemas operativos de escritorio, probablemente sepas que Linux se sitúa al 1%, y no parece moverse de ahí.

Eso es una infrarrepresentación dramática, por supuesto, debido al hecho que Linux es gratuito. Al contrario que Microsoft, por ejemplo, que lleva una cuenta cuidadosa de cada copia que Windows distribuye, Linux no tiene ningún vendedor contando unidades; los usuarios simplemente descargan, comparten y disfrutan de las fuentes abiertas de su sistema operativo hasta quedar satisfechos sin ningún seguimiento oficial.

Des de un punto de vista funcional, eso funciona sin problema para los usuarios. El problema está en que eso lo hace demasiado fácil para los vendedores de hardware y software, fabricantes de drivers de dispositivos y críticos de todo tipo, de quitarle importancia al Linux desde un punto de vista de mercado. Eso, a su vez, hace que sea menos probable que nuevo software sea adaptado para Linux, por ejemplo, o que drivers clave sean creados para dicho sistema operativo; en resumen, eso frena el crecimiento de Linux.

¿Qué se puede hacer para remediarlo? Si ya utilizas Linux, puedes hacerlo saber en las redes. Existen páginas que tienen un contador “Somos más que un 1%” de Linux, como DudaLibre, con lo que se prueba que el sistema operativo es mucho más utilizado de lo que las encuestas estándares sugieren.

Si quieres ayudar a demostrar el valor del mercado de Linux, la próxima vez que estés en el mercado y busques un nuevo dispositivo para tu negocio o tus proyectos personales, compra la distribución preinstalada. No sólo te ahorrará el tener que instalarla, sino que tendrás por seguro que funciona, con soporte para si surgen algunos imprevistos. Aun mejor, tu compra será incluida en los datos de mercado del próximo estudio, ya que el vendedor estará haciendo cuentas, y ayudarás a un muy buen sistema operativo a ser reconocido tal y como merece.

Cómo formatear un portátil con Linux

Formatear un portátil con Linux es una tarea sencilla para los usuarios avanzados, pero quizá no lo sea tanto para los más nuevos. Para conseguirlo, sólo tenemos que seguir estos pasos:

  1. Lo primero que tenemos que hacer es conseguir una ISO del sistema operativo deseado. Podemos elegir el mismo sistema que venía instalado por defecto o cualquier otro.
  2. A continuación, tenemos que crear lo que se conoce como un LiveUSB, es decir, un USB de instalación o desde el que podemos probar el sistema operativo sin peligro de estropear nuestra instalación nativa. Para ello podemos usar herramientas como UNetBootin o alguna herramienta como Startup Disk Creator, la segunda disponible en los repositorios oficiales de muchas distribuciones Linux y la más recomendable. Si lo hacemos desde Windows, podemos usar herramientas como Rufus.
  3. En el siguiente paso meteremos nuestro pendrive en un puerto USB. Si lo deseamos, podemos formatearlo con alguna herramienta como GParted.
  4. Abrimos el software que elijamos pare crear el LiveUSB. Los siguientes pasos explican cómo hacerlo con Startup Disk Creator.
  5. En el apartado de arriba, elegimos la ISO a instalar. En la de abajo, el pendrive de destino.
  6. Hacemos clic en «Make a Startup Disc», o «Crear disco de arranque» si lo tenéis en español.
  7. Esperamos a que finalice el proceso, lo que serán unos pocos minutos.
  8. A continuación, reiniciamos el ordenador e iniciamos desde el USB. Si no inicia automáticamente desde nuestro pendrive, tenemos que volver a reiniciar y presionar la tecla de función (Fn)F12 para elegir la unidad de inicio. Si esto no funciona, entramos en la BIOS y cambiamos el orden de inicio para que el USB esté antes del disco duro (Floppy).
  9. Ahora sólo queda instalar el sistema operativo. Lo que veremos en pantalla dependerá del tipo de instalador, ya que existen varios como Ubiquity (el que usa Ubuntu) o Calamares. Básicamente, tenemos que elegir el idioma, indicar si queremos que instale software de terceros, elegir el tipo de instalación, entre lo que tenemos las posibilidades de usar todo el disco o crear particiones, elegir el país, usuario y contraseña y esperar.
  10. Por último, cuando nos lo pida, reiniciamos el equipo, sin olvidarnos de sacar el pendrive para que no vuelva a iniciar desde él.

¿Se puede instalar Windows en portátil con Linux?

Claro. Sí se puede. Y, sobre todo desde el lanzamiento de Windows 8, el sistema operativo instala los drivers necesarios desde las actualizaciones de software y todo el hardware debería funcionar sin problemas, aunque esa es la teoría. En la práctica, podemos encontrarnos con que haya algún puerto que no funcione como esperamos, siendo el que más problemas ocasiona el HDMI; es habitual que tras instalar un sistema operativo diferente al que venía de fábrica, con todo su software y drivers por defecto, no podamos conectar nuestro portátil a un monitor externo por esta vía.

El sistema para hacerlo variará dependiendo del portátil que tengamos en nuestro poder, pero es básicamente de la siguiente manera:

  1. Si fuera necesario, entrar a la BIOS y cambiar el tipo de interfaz (UEFI, EFI, Legacy, etc).
  2. Introducimos nuestro DVD con Windows. Otra opción es crear un USB de instalación, para lo que podemos usar herramientas como Rufus o WinToFlash.
  3. Iniciamos desde nuestra unidad de instalación. Por lo general, los ordenadores están configurados para que inicien primero desde el DVD y luego desde el disco duro, por lo que si queremos instalar Windows desde un DVD, debería iniciar directamente. Si queremos instalar el sistema desde un USB, desde la BIOS tenemos que cambiar el orden de inicio. También existen portátiles que nos permiten elegir desde dónde iniciar al encender el ordenador presionando alguna tecla de función, como puede ser (Fn)F12.
  4. Llegado al apartado del tipo de instalación, elegimos la opción «Algo más» y eliminamos todas las particiones del disco duro. Si lo deseamos, creamos las particiones que sean necesarias.
  5. Iniciamos la instalación y seguimos las instrucciones que aparecen en pantalla.
  6. Una vez finalizada la instalación es importante comprobar si hay actualizaciones, puesto que los drivers para nuestro equipo se instalarán desde allí.

Mejores marcas de portátiles con Linux

Slimbook

Slimbook es una compañía que ha conseguido ganar mucha popularidad por ofrecer ordenadores con sistema operativo Linux instalado por defecto. Pero, a diferencia de lo que ofrecen otras marcas, Slimbook tiene en su catálogo todo tipo de ordenadores, como unos más potentes para desarrolladores o profesionales y otros con componentes algo más discretos para un uso doméstico. Sus equipos suelen ofrecer un buen diseño, por lo que merece la pena tenerlos en cuenta si buscamos un ordenador con Linux sean cual sean nuestras necesidades.

System76

System76 es una marca importante en el mundo Linux, en parte porque nos ofrecen su propio sistema operativo: el Pop!_OS basado en Ubuntu. Además, también fabrica y vende buenos ordenadores portátiles, todos con componentes medio-avanzados y muchos de ellos con sistema operativo Linux. En su catálogo encontraremos todo tipo de ordenadores, como de sobremesa, portátiles y mini, y también son los responsables de software importante como el Firmware Manager que buscará e instalará cualquier firmware específico para nuestro equipo.

Vant

Vant es otra marca de ordenadores que se ha decido a apostar por Linux. Lo que predomina en su catálogo son los ordenadores con un Ubuntu LTS instalado por defecto pero, en ocasiones, también nos ofrecen la posibilidad de incluir la última versión del sistema operativo. A diferencia de otras marcas que sólo ofrecen ordenadores con Linux con componentes avanzados, Vant también ofrece equipos algo más discretos, por lo que merece la pena tenerlos en cuenta si queremos comprar un ordenador con Linux sea cual sea el uso que vayamos a hacer de él.

Tuxedo

Tuxedo es una marca muy popular en Linux por fabricar y vender ordenadores equipados con el sistema operativo del kernel de Linus Torvalds. En su catálogo encontremos todo tipo de ordenadores, pero la mayoría incluyen componentes avanzados o están diseñados pensando en los desarrolladores. Recientemente han anunciado el Kubuntu Focus, un ordenador creado codo con codo con los desarrolladores de Kubuntu para ofrecer la mejor experiencia de usuario posible al trabajar con la versión KDE del sistema operativo de Canonical.

Conclusión

Para los usuarios de Linux, hay un amplio rango de portátiles que vienen con vuestro sistema operativo preferido preinstalado. Eso significa que no necesitáis ir a la caza de drivers que funcionen para vosotros o toqueteando los ajustes de vuestro ordenador, podéis comprar portátiles con Linux preinstalado de fábrica. Aun así, para aquellos que queráis seguir instalando el Linux por vuestra cuenta, siempre podéis comprar un portátil certificado de Ubuntu. Ubuntu tiene una lista de todos los equipos, incluyendo portátiles, que han recibido la credencial “Ubuntu Certified, lo que significa que pueden utilizar Linux sin que tengas que modificarlos.

Para aquellos de vosotros que queráis los dos sistemas operativos, sugiero que os informéis en cómo utilizar e instalar un sistema de arranque dual de Windows 8 con Linux. Es de esperar, por eso, que tengáis problemas al intentarlo a causa del Secure Boot. Quizás sería más inteligente estudiar cómo instalar Linux en un ordenador de Windows 8.

Si has llegado hasta aquí es que aún no lo tienes muy claro.

¿Cuánto te quieres gastar en tu nuevo portátil?:

400€

*Mueve el slider para variar el precio

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.